Urdhva Dhanurasana o arco es una postura en la que trabajamos piernas, brazos, abdomen y sobre todo nuestra espalda. Es una asana de apertura en la cual además abrimos la energía de nuestro chakra anahata.

Es importante estar conscientes de hasta dónde nuestro cuerpo está disponible, para no forzar, o para lograr la forma. ¡Queremos arcos saludables y felices! 

Podemos empezar realizando variaciones en anjaneyasana para calentar piernas, cuadriceps. Activar el abdomen y ser conscientes de como alargar nuestra columna.
Las torsiones son una buena forma de calentar la columna vertebral, ya que rotamos las vertebras y las activamos. Además se abre el pecho y mi abdomen me acompaña durante todo este proceso. 

Es importante hacer arcos menos profundos a manera de preparación y para tener una percepción en qué parte del proceso estoy de mi Urdhva Dhanurasana. Además los arcos menos profundos me ayudan a la consciencia de apertura en mis hombros y homoplatos. También puedo revisar cómo estoy comprometiendo a mi abdomen y entrar al arco de manera efectiva, activando además la espalda.

Para el arco: comienzo recostada en el piso, con energia en mis brazos y piernas lo presiono, suspendiendo mi cadera. Puedo dejar mi coronilla en el piso. Mis codos permanecen al ancho de mis hombros, sin abrirse y con energía en mis brazos abro mi corazón. Relajo mis glúteos y llevo mi pelvis hacia adentro, dejando espacio en la espalda baja.Naturalmente el abdomen se soltara un poco para poder profundizar en mi arco. Puedo mantenerme 3 respiraciones y descansar.

*recuerda escuchar a tu cuerpo, es parte esencial de la práctica fisica de yoga*

 

%d bloggers like this: