Phalakasana, o la plancha, es una postura indispensable en la práctica de Vinyasa Flow o cuando se practica saludos al sol . Phalakasana puede ser usada de manera estática y también dinámica, por eso es importante conocer su alineación y sus beneficios.

Podemos comenzar con las rodillas en el piso, dejando nuestras manos justo debajo de nuestros hombros. Con mucha energía en nuestros brazos, empujamos el piso y al mismo tiempo activamos nuestro abdomen para suspender nuestra cadera. Intentamos mantenernos en equilibrio, siempre activando nuestros hombros, llevándolos lejos de las orejas. Es importante tener una percepción clara de dónde está mi cadera para no colapsarla hacia el piso o suspenderla demasiado, ya que en ninguna de estas dos alineaciones estaría activándome y aprovechando los beneficios de esta maravillosa postura.

Los beneficios que nos da la práctica de Phalakasana son:

  • Fortalece piernas, brazos y hombros
  • Trabajo en alineación de la espalda
  • Tonifica abdomen
  • Nos fortalecemos de manera que podemos alcanzar asanas más complejas como balances de brazos y posturas invertidas
  • Mejora concentración y equilibrio
  • Ayuda a reducir niveles de estrés
  • Recomendada para reducir problemas de insomnio.

*Recuerda: al realizar cualquier asana es importante ir paso a paso, así podemos ser conscientes hasta dónde nuestro cuerpo puede llegar y qué necesitamos trabajar. No nos guiemos por las formas ya que cada cuerpo es diferente. Disfrutemos de una práctica saludable, enfocada, honesta y feliz.