Vrksasana, o la postura del árbol, es una asana de equilibrio, la cual tiene muchos beneficios. Esta asana nos ayuda a calmar dolores ciáticos y mejora nuestro equilibrio. ·
Fortalece los muslos, las pantorrillas, los tobillos y la columna vertebral. También nos permite estirar las ingles, muslos internos, pecho y hombros.

Antes de practicar al árbol podemos calentar con otras posturas de preparación como Virabhadrasana 2 (guerrero2) o Baddha Konasana (la mariposa) para trabajar la apertura de cadera. 

Queremos siempre cuidar a nuestro cuerpo, por lo que las contraindicaciones para esta asana son: dolores de cabeza, insomnio y presión baja.

Recuerda que se debe calentar bien y siempre estar consciente de la respiración. ·
Comenzamos en Tadasana (la montaña) llevamos nuestro peso hacia el pie izquierdo y mantenemos el pie firme en el piso. Dobla la rodilla derecha y con la mano derecha agarra el tobillo. Coloca la planta del pie derecho sobre el muslo interno de la pierna izquierda. Si es posible presiona el tobillo derecho hacia la ingle izquierda y apunta los dedos del pie hacia el piso. El centro de la pelvis debe estar alineado sobre el pie izquierdo. Asegura que la pelvis está en una posición neutral. Alarga el cóccix hacia el piso. Estira los brazos hacia arriba y relaja los hombros. Mantén la postura con la respiración consciente por unos segundos. 

Para principiantes podemos usar el apoyo de la pared. O mantener el pie primero en el piso para poder trabajar la rotación externa de la cadera. Para practicantes más avanzados podemos trabajar el equilibrio y cerrar los ojos.

%d bloggers like this: